Més d’un centenar de joves gaudeixen de les activitats del PREN LA TEUA CIUTAT a Benicàssim, entre rock i reivindicació de l’espai públic

SAMSUNG CAMERA PICTURES

Més de 60 joves acampats i més de 100 assistents a les activitats (obertes al public) de tota la Comunitat s’han reunit a Benicàssim per a participar a la trobada “Pren la teua ciutat 2015”. Durant dos dies la seu de la Casa de Joventut La Maranya ha sigut el punt de trobada en el que els joves han participat en diferents activitats. La Trobada ha sigut organitzada per la Federació Valenciana de Cases de Joventut i ha reunit a joves de Cases i Casals, associacions juvenils i grups estables de municipis com Xirivella, Aldaia, Manises, Quart de Poblet, Mislata, Betxí, Alqueries, Borriana, Vila-real, Castelló i Benicàssim.

El matí de dijous a partir de les 11h, amb la recepció dels participants, es va gaudir d’un dinar a la Plaça dels Dolors. Per la vesprada vam gaudir de tornejos esportius de handbol i futbol, del III Jocathlon de jocs d’estratègia i del III Masterchef organitzat per la Casa Joventut La Maranya.

El divendres de matí la plaça va ser ocupada per una Olimpiada Popular, que es va rematar amb la gravació d’un Lip Dub,  i per la vesprada els joves van gaudir d’un excel·lent Taller de musica negra i vinil “Alternatives a la Música Comercial”.

El moment més emocionant va ser la presentació de les exposicions en col·laboració amb Movimiento contra la Intolerancia, el Col·lectiu Lambda i la Federació d’associacions de Solidaritat amb el poble Saharaui, on destacà la presència de Lala Hussein, una jove saharaui de 17 anys, que estudia a Benicàssim, i què explicà de segona mà com viuen els joves als campaments.

Per la nit, i gràcies a la col·laboració de l’Ajuntament de Benicàssim, poguerem gaudir dels concerts de “El Vargas”, Nash, Los moniatos i DJ Boix &Breakloop.

En resum dos jornades fantàstiques, ben repletes d’activitats, i en les que cal destacar el respecte a l’entorn local i la capacitat d’organització dels grups de joves, que han cuinat, netejat i organitzat totes les activitats fantàsticament bé.

Les Cases de Joventut són associacions de joves que fan voluntariat als seus municipis organitzant activitats de temps lliure per a la resta de joventut del poble. Les Cases de Joventut treballen educació contra el racisme, respecte a les diferents inclinacions sexuals de la joventut, la prevenció del consum de drogues i la participació dels joves a la societat ajudant-los a organitzar activitats de temps lliure ells mateixos.

Les Cases de joventut, sota el lema “ELS JOVES NO PASSEM” reclamen un tracte igualitari per part de les administracions públiques, que molt sovint silencien i ataquen les activitats musicals, culturals i artístiques dels joves dels nostres pobles en detriment de les activitats comercials i d’ànim de lucre privat que fomenta la pròpia administració local.

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

Els professionals de joventut demanen un Pla integral de joventut rigorós i participatiu

“El document presentat és un llistat de mesures però no un Pla integral de joventut”

Pla Jove acte

El passat dilluns 30 de març es presentava l’anomenat “Pla Generalitat Jove” en un acte públic que va dedicar poc més d’uns minuts al contingut d’aquest Pla i que va resultar ser finalment una exposició de projectes i bones pràctiques de diferents organitzacions: des de la creació de noves empreses de emprenedors a accions socials d’entitats sense ànim de lucre.

Després de la publicació (el 31 de març) al Diari Oficial de la Comunitat Valenciana del text del Pla i la seua anàlisi, des de l’Associació de Professionals de Joventut de la Comunitat Valenciana volem fer constar el següent:

  • La major crítica que es pot fer al Pla Generalitat Jove 2015-2017 és que no sembla un pla de joventut a l’ús, en el sentit de constituir un document en el qual, després d’analitzar els problemes, dificultats i necessitats de la joventut valenciana, es propose una sèrie d’estratègies, mesures i actuacions, per promoure i facilitar, al llarg d’un període de diversos anys, canvis en positiu de la seua realitat, que siguen mesurables i avaluables.
  • El document recull les diferents actuacions que en matèria de joventut (o no, ja que s’inclouen actuacions no dirigides específicament a aquest col·lectiu però que també els poden afectar, el que dóna lloc a “unflar” el nombre d’actuacions que se’ls destina i que, segons s’afirma, per als propers tres anys se situa al voltant de les 260) es pretén dur a terme durant 2015 (així ho testifica l’únic pressupost que figura en el pla i que és per a aquest any i que ascendeix a gairebé 250 milions d’euros) per part de diferents conselleries. Es tracta, més que d’un pla de joventut, d’un programa de govern en matèria de joventut per a l’any 2015. Si bé aquest tipus de pla és similar a l’anterior Pla Jove 2002-2005, la veritat és que s’allunya en gran mesura del que és, i s’espera, d’un pla de joventut i que, en canvi, altres comunitats autònomes i fins i tot ciutats són capaços de dissenyar i realitzar.
  • Al Pla Generalitat Jove 2015-2017 es troba a faltar una avaluació de l’anterior Pla Jove 2002-2005 (que és l’últim que es va aprovar per la Generalitat) així com, en absència de plans posteriors, de la tasca realitzada per la Generalitat Valenciana en matèria de joventut entre 2005 i 2015.
  • No s’especifica quina és la visió i missió d’aquest pla, ni el marc epistemològic i conceptual en què es mou. No sabem quins són els principis i criteris del pla o les estratègies que es seguiran en la seua implementació. Desconeixem quina és la metodologia que se seguirà per a la seva aplicació.
  • No hi ha una anàlisi sociològic en profunditat, quantitatiu i qualitatiu, de la realitat de la joventut valenciana ni un diagnòstic dels seus problemes i necessitats.
  • No hi ha una estimació de la quantitat o percentatge de beneficiaris directes i indirectes. No s’indica com ser realitzarà la implementació i seguiment del pla, ni com es van a avaluar les actuacions (de fet, no hi ha indicadors objectius i mesurables per a l’avaluació).
  • No es detalla el paper que han de jugar la resta d’actors que intervenen en les polítques de joventut en el desenvolupament del pla: associacionisme juvenil, ajuntaments, etc.

En conclusió, el Pla Generalitat Jove 2015-2017 no es pot considerar un pla de joventut a l’ús, sinó més bé una relació de mesures de govern per al 2015.

Des de l’Associació de Professionals de Joventut de la Comunitat Valenciana lamentem que es tracte d’una oportunitat perduda i plantegem la necessitat que, després de les eleccions d’autonòmiques i locals de maig, s’inicie un procés rigorós i participatiu per dotar la Generalitat Valenciana d’un Pla integral de joventut que done resposta als greus problemes que patixen els i les joves valencians.

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

El plan del Gobierno contra el paro juvenil apenas llega al 7% de sus beneficiarios potenciales

  • Solo 30.000 menores de 25 años se han inscrito en la llamada Garantía Juvenil frente a los 762.800 que podían optar a ella
  • Los sindicatos denuncian el escaso impacto de un plan que fue una de las grandes apuestas del Ejecutivo para reducir esta lacra
  • La secretaria de Estado de Empleo comparecerá la semana que viene en el Congreso para dar más detalles sobre la evolución del programa

Fátima Ibáñez

El paro juvenil ha sido una de las preocupaciones recurrentes de esta crisis. Con tasas de desempleo superiores al 50%, el Gobierno dirigió a este colectivo una de sus grandes apuestas: la Garantía Juvenil, un programa para ofrecer oportunidades laborales o de formación a los jóvenes en paro en un plazo máximo de cuatro meses. Nueve meses después de su aprobación, solo hay cerca de 30.000 menores de 25 años inscritos en este programa. Es tan solo un 7,2% del público objetivo al que iba dirigido la Garantía: unos 762.800 jóvenes en paro y que llevan al menos un mes buscando un empleo.

Para los sindicatos UGT y CCOO, la cifra evidencia el “poco impacto” que está teniendo el programa y piden a Empleo una reunión para reactivar el plan. Las centrales apuntan varios obstáculos que están entorpeciendo el funcionamiento de la Garantía: las dificultades para registrarse en la página web, las escasas acciones de formación que se ofrecen, y que el grueso de los recursos estén dirigidos a bonificar contratos, una política muy criticada por su baja eficiencia.

El Ejecutivo  aprobó la Garantía Juvenil en julio del año pasado. Fue entonces cuando se puso en marcha la página web a través de la cual se canaliza el programa: los jóvenes que cumplan los requisitos (no haber trabajado o haber recibido formación en los últimos treinta días ni acciones educativas durante los tres meses anteriores) deben registrarse allí si quieren beneficiarse de contratos o cursos. El plan cuenta con 1.800 millones de financiación europea que, a pesar de los intentos del Gobierno, computarán en el déficit público.

En octubre, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, cifró en 30.000 las personas inscritas en la página. La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, rebajó hace unas semanas esa cifra hasta las 28.000 personas. Sin embargo, no hay de momento datos sobre las personas que han recibido formación, una oferta de trabajo o de prácticas. El Ministerio se remite a la comparecencia que Hildago hará el próximo martes en el Congreso, en la que responderá a una batería de preguntas que el grupo socialista ha registrado. Y es que, poco después de que la ministra de Empleo afirmara en el Congreso que la Garantía Juvenil contaba con 30.000 inscritos, el Gobierno respondió a una pregunta de la diputada socialista Patricia Blanquer con una cifra muy inferior: 11.765.

Estrategia de Empleo Joven

El Ministerio asegura que la cifra ha ido aumentando y subraya que hay que sumar los beneficiados por la Estrategia de Empleo y Emprendimiento Joven, una recopilación de cien medidas (de las que solo quince son concretas, como la ‘tarifa plana’ de 50 euros para jóvenes autónomos) que el Gobierno aprobó en el primer semestre de 2013.

Según los últimos datos aportados en febrero por la ministra, 370.000 jóvenes se han beneficiado de esta Estrategia desde su puesta en marcha. De ellos, 130.000 se incluyen porque se han dado de alta como autónomos aprovechando la tarifa de cincuenta euros. El Ministerio también considera beneficiarios a los jóvenes contratados con la tarifa plana de cien euros para contratos indefinidos y a los que han sido contratados en prácticas o formación con los nuevos incentivos empresariales que el Ejecutivo aprobó.

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López se ha hecho eco de la denuncia de CCOO y UGT en una pregunta al Parlamento Europeo. “En España, el uso de la garantía juvenil como subsidio a los empleadores es una fórmula inadecuada para crear ocupación juvenil de calidad, tratándose de una mera transferencia al sector privado que no reduce la precariedad y la elevada tasa de desempleo de los y las jóvenes”, asegura López, que pregunta al Parlamento qué aspectos de su implantación en España no considera satisfactorios y cuáles son sus recomendaciones sobre políticas activas de empleo juvenil.

De los 762.800 jóvenes en paro y que buscan empleo desde hace al menos un mes, 158.100 tienen entre 16 y 19 años y 604.700, entre 20 y 24. De ellos, 400.400 son hombres y 362.500 mujeres.

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

Culturama presenta la publicació “Pràctiques innovadores en matèria de joventut”

Imprimir

El llibre destaca el paper de la cultura del hip-hop com a eina d’intervenció social.

10 de març a les 18:30 h. – Col·legi Major Rector Peset, Sala de la Muralla (Plaça del Forn de Sant Nicolau, 4, València)

La publicació, que arreplega les iniciatives seleccionades en la III Edició del Premi Culturama a la Innovació, serà presentada el pròxim dimarts 10 de març a les 18:30 h. en la Sala de la Muralla del Col·legi Major Rector Peset de València.

La iniciativa, considerada com una de les convocatòries de referència per a projectes d’innovació cultural a Espanya, aconsegueix en 2.015 la seua tercera edició. Des de la seua creació en 2.010 s’han presentat un centenar de candidatures al premi, sent l’associació Cultura Urbana de Silla (Silla Bombo Clap), amb el projecte “Via Urbana”, la guanyadora d’aquesta última edició, a la qual s’ha dedicat la publicació.

El premi, organitzat per Culturama SL, que celebra enguany el seu vintè aniversari en el sector cultural, compta amb el suport de Generalitat Jove – IVAJ, Diputació Provincial de València, Universitat de València, Consorci Xarxa Joves.net, el Consell de la Joventut de la Comunitat Valenciana-CJCV i l’Associació de Professionals de Joventut de la CV.

Així, “Via Urbana” engloba una sèrie d’accions que fomenten les relacions socials i el treball en equip entre joves de diferents poblacions unides pel traçat de les vies del ferrocarril (Almussafes, Silla, Sedaví, Catarroja, Massanassa i Algemesí). Una interacció territorial que s’articula mitjançant trobades, jornades i cursos de formació al voltant de la cultura urbana i el hip-hop.

En la publicació també s’arrepleguen una sèrie de pràctiques innovadores per a fomentar estils d’aprenentatge no formals des dels espais urbans, en els quals el motor impulsor és la iniciativa ciutadana.

Una sèrie de microactuacions a càrrec de l’associació i del grup musical Nacidos de la Tierra, seguiran a la presentació del llibre. La música i l’art urbà seran de nou els protagonistes.

Com en les dues publicacions de les convocatòries anteriors, està disponible tant en la seua versió en paper com a digital, podent-se descarregar molt prompte gratuïtament, des de la mateixa web de Culturama.

Cal confirmar previament: l’assistència abans del 6 de març, mitjançant el correu electrònic premi@culturama.es o el telèfon 963 799 473. Aforament limitat

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

Informe CES – La situación sociolaboral de la juventud en la Comunitat Valenciana

manifestació joves
20 minutos – CARLOS NAVARRO 30.01.2015 Como si de un tsunami se tratara, la crisis ha arrasado las espectativas de futuro de miles de jóvenes valencianos, dejando a muchos de ellos sin espectativas laborales y obligando a otro buen número a buscarse la vida en el extranjero.
Al menos, así se desprende del informe La Situación Sociolaboral de la Juventud en la Comunitat Valenciana, presentado este jueves por el Comité Econòmic i Social autonómico.
Y es que, según el estudio, en 2013 el 22,9% de los jóvenes de 15 a 29 años de la Comunitat ni trabajaba ni estudiada, un dato prácticamente idéntico al de la media nacional (22,8%). El porcentaje se eleva al 27,8% en el caso de los que tienen estudios inferiores a la segunda etapa de secundaria (ESO), y desciende al 17,9% entre los que tienen bachiller o estudios superiores.
En este sentido, las pésimas perspectivas laborales obligaron a 16.373 personas de 15 a 29 años a abandonar la Comunitat Valenciana en el año 2013 en busca de un trabajo. De ellos, 8.993 fueron hombres (un 54,92% del total) y 7.380 mujeres (un 45,08%).
Entre éstos destacan los 8.273 cuyo destino era la Unión Europea, que representa el 50,53%, siendo el grupo de edad de 25 a 29 años el más numeroso con 4.344 y el 52,50%. En destinos de salida le sigue Sudamérica con 3.891 que supone el 23,76% y África con 1.668 y el 10,19%.
En este sentido, los autores del informe destacaron que la crisis económica está teniendo como consecuencia un fenómeno nuevo para la población joven que es la emigración hacia otros países con mayores oportunidades económicas ya que hasta ahora la población joven se caracterizaba por su escasa movilidad geográfica dentro y fuera de España.
No es para menos teniendo en cuenta la evolución del desempleo juvenil en la Comunitat. Según el informe, el paro entre los jóvenes de 16 a 29 años se ha cifrado en 108.800 personas a finales del año 2013, lo que representa el 16,3% del total de desempleados de la Comunitat Valenciana, frente al 7,5% que representa la juventud activa sobre el total de población activa valenciana.
Desde el inicio de la crisis el paro juvenil ha mostrado tasas de variación positivas, con un incremento del 89,9% entre 2007 y 2013, con un aumento en términos absolutos de 51.500 personas.
La emancipación cae a la mitad
La población joven de menos de 30 años emancipada en la Comunitat Valenciana ha descendido en más de 190 mil personas desde el tercer trimestre de 2007. Así, la tasa de emancipación ha experimentado un descenso considerable, pasando del 51,6% a la actual 22,4%. El número de hogares jóvenes también ha descendido mucho desde el comienzo de la crisis, pasando de 352.186 hogares jóvenes en 2007 a 249.718 de finales de 2013.
Publicat dins de Actualitat | 2 comentaris

Eleccions municipals i a la Generalitat Valenciana

Propostes APJCV 2015

En maig de 2015 són les eeccions municipals i a la Generalitat Valenciana. L’Associació de Professionals de Joventut de la Comunitat Valenciana ha fet tradicionalment propostes per a les polítiques de joventut que es poden desenvolupar des dels ajuntaments i des de la Generalitat amb l’objectiu de que els diferents partits polítics les consideren i, si ho estimen convenient, les incorporen als programes que presenten a la ciutadania.

Per a les eleccions d’enguany volem elaborar eixe document de propostes i volem fer-ho amb la participació dels i les professionals del sector. Per a este objectiu hem obert un formulari que estarà obert fins al 15 de febrer amb el qual volem recollir les aportacions, idees i propostes de tota la gent que treballa en les polítiques de joventut. Amb els documents d’anys anteriors i tot allò que proposeu prepararem un document que traslladarem als partits polítics que se presenten a les eleccions de maig, també li donarem difusió entre el conjunt de professionals, associacions de joves… en la mesura en que pot ser una referència per a la el·laboració de propostes per als programes electorals municipals.

Us convidem a reflexionar, redactar i participar!

Com a guió orientatiu us presentem un quadrant amb una sèrie d’ítems indicatius:

1. Formació Educació reglada – Oferta educativa del municipi (Secundària, Formació Professional, EPA…)

Ajudes a l’estudi

Mobilitat per a estudiants

Idiomes

Programes complementaris d’integració educativa

2. Oci i temps lliure Educació no formal

Formació per a la dinamització i l’animació

Creació i expressió cultural

Oferta d’oci, cultura i esport

L’espai públic com a lloc d’oci

Instal·lacions esportives

Instal·lacions culturals

Instal·lacions d’oci

Festes

3. Sostenibilitat Educació mediambiental

Voluntariat ecològic

Medi ambient i entorn natural

Mobilitat sostenible i transport

Residus

Consum

4. Participació Associacionisme

Participació ciutadana

Participació política

Voluntariat

5. Convivència Valors cívics

Igualtat

Gènere

Interculturalitat

Diversitat funcional

Relacions intergeneracionals

Solidaritat

6. Salut Salut sexual i reproductiva

Drogodependències

Addiccions

Trastorns alimentaris

Hàbits saludables

Ús del sistema públic de salut

Educació viària

7. Emancipació Accés a la vivenda

Ocupació

Orientació laboral

Formació per a l’ocupació

Promoció econòmica i emprenentatge

Mobilitat laboral

8. Informació juvenil Igualtat d’oportunitats i informació

Alfabetització informacional

Xarxes i recursos d’informació

Accés al qüestionari: https://docs.google.com/forms/d/1u1TJOHc1S90kYNhmex2ikhWp_q1UnI3890nmEx_XlG4/viewform

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

Los alumnos de 14 a 17 años podrán hacer huelga sin el permiso de sus padres

1410521961930

LEVANTE – EMV – 13 – enero – 2015 – Rafel montaner | valencia El Tribunal Supremo ha ratificado la supresión del permiso paterno que exige la Generalitat para que puedan hacer huelga los alumnos de Secundaria de entre 14 y 17 años de los centros públicos y concertados. El fallo confirma la sentencia de 2012 del Tribunal Superior de Justicia de la C. Valenciana (Tsjcv) que elimina el requisito de la autorización de los padres para que no se considere falta sin justificar la no asistencia a clase de un estudiante en el marco de las decisiones colectivas de los alumnos.

La Generalitat es la única Administración autonómica que, en su decreto de 2008 sobre las normas de convivencia en los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos, había introducido la obligatoriedad del permiso paterno para que los menores de edad a partir de tercero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) pudieran secundar las movilizaciones estudiantiles.

Sin embargo, este requisito no está contemplado en la normativa nacional que regula el derecho de reunión del alumnado: la Ley Orgánica del Derecho a la Educación (LODE) aprobada por el primer gobierno de Felipe Gónzalez hace 30 años. Así lo había hecho notar la confederación autonómica de Ampa Gonzalo Anaya, que interpuso un contencioso contra el decreto de la Conselleria de Educación que fue estimado por el Tsjcv.

La LODE fija que «las decisiones colectivas adoptadas por los alumnos a partir del tercero de ESO, con respecto a la inasistencia a clase, no tendrán la consideración de faltas de conducta ni serán objeto de sanción cuando hayan sido el resultado del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente a la dirección del centro».

Por esta razón, los magistrados del Supremo desestiman el recurso de casación del Consell contra la sentencia del Tsjcv, ya que «es incuestionable que la LODE reconoce un derecho a los alumnos y que el ejercicio de ese derecho —tal como está legalmente configurado— no queda supeditado a ninguna autorización previa». Además, sostienen que «cualquiera que sea la valoración que a cada uno le merezca que no sea exigible la autorización de los padres» para que los alumnos menores puedan hacer huelga «es incuestionable que ésa fue la opción del legislador y a ella ha de estarse».

El secretario autonómico de Educación, Manuel Tomás, anuncia que la conselleria acatará la sentencia del Supremo, que es firme, y modificará el decreto. No obstante, Tomás destaca que «no es de sentido común que una persona de 14 años abandone las clases sin tener la autorización de sus padres».

Preocupación en los institutos
Y es que el fallo del Supremo abre un vacío sobre la responsabilidad de los actos de los menores en huelga al eliminar del decreto autonómico el apartado que establece que «la autorización del padre del alumno para no asistir a clase implicará la exoneración de cualquier responsabilidad del centro docente derivada de la actuación del alumno, tanto con el resto del alumnado como respecto a terceras personas». Un vacío que «genera preocupación» en los equipos directivos, según admite el presidente de la Asociación de Directores de Institutos de Educación Secundaria del País Valencià (Adies-PV), Vicent Baggetto.

Entre las contradicciones de la sentencia está el que los alumnos de menos de 18 años, como menores de edad que son, deben presentar en todos los casos un justificante paterno de sus faltas de asistencia por enfermedad o cualquier otro motivo, salvo que hagan huelga. Es decir que aún siendo menores podrán hacer novillos o participar en una manifestación sin que sus padres lo sepan, ya que directores de institutos advierten que en los centros grandes es «materialmente imposible comunicar a todas las familias que su hijo no está en clase».

El alto tribunal entiende que la responsabilidad de las actuaciones de los alumnos durante su inasistencia a clase se rige «por las reglas generales en materia de responsabilidad extracontractual, incluido el artículo 1903 del Código Civil». Esta disposición señala que los padres «son responsables de los daños causados por los hijos», pero también fija que «las personas o entidades que sean titulares de un centro docente de enseñanza no superior responderán por los daños y perjuicios que causen sus alumnos menores de edad durante los períodos de tiempo en que los mismos se hallen bajo el control o vigilancia del profesorado».

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

La edad del pavo, en digital

EL PAÍS – 25 diciembre 2014. Sara, de 13 años, está de morros con sus padres. Se siente víctima de una injusticia. A pesar de sus buenas notas, han decidido confiscarle el móvil a las 11 de la noche, después de pillarla whatsappeando en la cama de madrugada. Al principio, protestó, clamó, chantajeó. Ahora, es ella la que le tira muy digna el teléfono a su madre, autora de este reportaje, antes de anunciar, cual rea rumbo al patíbulo, que se va a la cama. Sara era, dice su madre, “un bebé adorable”. Una niña risueña, cariñosa y siempre dispuesta a todo. Hasta que, súbitamente, mutó en la chica “contestona, indolente y alérgica a las efusiones” que describen hoy sus progenitores. Una adolescente de libro.

1419422995_361729_1419426917_noticia_normal

Sara está en plena eclosión hormonal. “Tengo un pavazo que no me tengo”, admite, entre ofendida y orgullosa. Nada que no pasara en su día su hermana Irene, hoy casi una adulta oficial a sus 17 años y medio. La diferencia es que, mientras Irene cruzó la delicada frontera entre niñez y adolescencia acompañada del ordenador situado en el salón de la casa, Sara lo está haciedo con el mundo, su mundo, incrustado las 24 horas en la palma de su mano en la pantalla de su teléfono móvil.

Irene, siendo nativa digital, ha tenido que migrar del PC al móvil. Sara, es nativa movildigital pura. La edad del pavo siempre fue difícil, pero el nuevo pavo digital tiene desorientados a muchos progenitores que, como los de Sara, compraron el móvil a sus niños para tenerlos más controlados, y han terminado con sus hijos localizados, sí, pero abducidos por una pantalla en la que no saben muy bien qué hacen ni con quién.

“Les estáis dando un BMW y les dejáis conducirlo solos, sin carné ni seguro. Vuestros hijos son digitales, y como vosotros no, renunciáis a controlarlos y a ponerles normas. No vale. Si le dáis una herramienta, tenéis que conocerla. Si os preocupáis de saber quiénes son sus amigos en la vida real, hacedlo también en la digital”. Esther Arén, inspectora jefe de la Unidad de Participación Ciudadana de la Policía, usa un estilo deliberadamente provocador para advertir a los padres sobre los riesgos de Internet y las redes sociales en conferencias como la que imparte hoy en el Instituto Dámaso Alonso de Madrid, invitada por la dirección y la AMPA del centro.

El auditorio, padres y madres universitarios de clase media, recibe la charla asintiendo con la cabeza y sintiéndose personalmente aludido, según dirán luego. “Algunos, os quedaríais de piedra al ver el vocabulario y las fotos que suben vuestros hijos a las redes. No vale decir que no sabéis. Nunca es tarde. Se puede aprender a conducir a los 40. Habladles. Ponedles normas. Horarios. Haceos un perfil. Ved a quién y quiénes les siguen. El móvil se lo pagáis vosotros, y el wifi. Que no os chantajeen con su intimidad. Son vuestros hijos, son menores y son vuestra responsabilidad”, concluye Aren, de 45 años, urgida por los whatsapps que su hija, de 13, lleva enviándole hace exactamente el rato que mamá debería haber acabado de trabajar. Parece que el control es mutuo.

Jesús Pernas, de 48 años, director del colegio público de Los Santos de la Humosa (Madrid), padre de un chico de 14 años, y consultor de redes y menores, tiene una visión diferente. “Si la policía tiene que venir a mi colegio, mal lo estoy haciendo como educador, y como padre”, explica. “Lo que es increíble es que Internet y las redes no estén presentes en el currículo escolar desde Primaria, cuando ocupa el 99% de su tiempo libre”, deplora. Pernas no comparte la recomendación de Arén de espiar a los hijos. “Prohibirles y amenazarles es criminalizarles, reconocer nuestro fracaso e invitarles a mentirnos. Ellos buscan en la red lo mismo que nosotros a su edad: el amor, la reafirmación, la emoción. Un chico suele ser en la red como es en la vida real. Ya no se sienten niños, están en un momento de búsqueda, han de decidir su camino. Ahí es donde tienen que estar los padres. Ese es el verdadero abismo, lo de la brecha digital es una excusa. Los padres hoy somos la generación XXL: nos viene todo grande. Hay que ponerte ante tu hijo y compartir su miedo. Hacer con él un trabajo emocional. Si le conquistas en la vida real, lo tendrás en la digital. Lo que no vale es quitarles el móvil. No es el futuro, sino el presente”.

Hoy es viernes por la tarde y Sara ha quedado con sus amigos Hugo, Sauditu, Isa y Kacper en el jardín situado junto al antiguo parque de bomberos de Alcalá de Henares (Madrid), donde residen. Así, “Bomberos”, se llama el grupo de Whatsapp a través del que se han citado, y por el que se intercambian mensajes, fotos, vídeos, y emoticonos a discreción durante todo el tiempo en el que no están juntos, incluso estándolo. Aunque todos empezaron con el “móvil patata”, la terminal básica que sus padres les compraron a los 10 o 12 años para “tenerlos colocados”, hoy todos tienen móvil con Internet. Ya son mayores. Además de Whatsapp, tienen perfil en Instagram —red de fotos y comentarios—, Snapchat —aplicación de conversación e imágenes que desaparecen a los 30 segundos— y Ask —red de preguntas y respuestas anónimas—, entre otras aplicaciones, juegos y redes. Menos para hablar, funden su tarifa en esas actividades. Lo hacen porque les gusta “sentirse siempre con los amigos, enterarse de cosas, cotillear, y, sí, gustarle a la peña”. “A ti también te gusta que te sigan en Twitter”, espeta Sara a su madre.

Salvo la reciente limitación horaria de Sara, y Hugo, a quien solo le dejan usarlo el fin de semana, todos usan su móvil sin injerencias paternas. Todos conocen a alguien a quien han insultado con epítetos como “maricón”, “bollera”, “foca” o “furcia” en las redes. Pero ellos, no. Todos suben fotos. Pero ninguna ligeros de ropa o en situaciones comprometidas, aunque el último cotilleo es que una conocida envió una foto desnuda a otro chaval, y acabó “rulando por todo Alcalá”. Todos saben los riesgos a los que se exponen. Pero todos “controlan”, aseveran con el gesto de superioridad de los adolescentes de toda época.

Sara aprovecha su público y cuenta, indignadísima, cómo su madre la “amenazó” con hacerse un perfil en Instagram para controlar sus fotos. “No confía en mí. No sé por quién me toma. Ni siquiera me deja ese poco de intimidad”, se duele, sin reparar en que cualquiera puede ver sus fotos en esa red. Sauditu, se solidariza con ella: “Yo tampoco quiero que me siga mi madre. Imagina que subo una foto y alguien comenta: “Me pones perraco”. Yo sé que es una broma, y me hace gracia, pero mi madre lo malinterpretaría”.

—¿Y si lo dice un desconocido?

—Le ignoraría, y si sigue molestándome, le bloquearía, y punto.

Para Sara y sus amigos, la vida es simple. Pero la realidad es más compleja. Hay ciberacoso escolar. Hay grooming, adultos que se hacen pasar por niños para lograr imágenes o favores sexuales. Hay niños que quedan con desconocidos. Hay casos de adicción a las redes. Hay suicidios. Por haber, hay hasta expertos que aconsejan no permitir el uso del móvil hasta los 16 años, cuando el 83% de los chicos de 14 ya tienen uno.

La inmensa mayoría de los niños y adolescentes usan el móvil para comunicarse y divertirse sanamente. La supervisión, los límites y las normas paternas —recomendadas por todos— parecen estrategias de sentido común para atravesar esa edad, la del pavo, que solo se cura con el tiempo. Dice Ícaro Moyano, consultor digital, y antiguo ejecutivo de Tuenti, que “en Internet, no hay años humanos, sino años perro. Un año en la vida digital, es como cinco o seis en la vida real. Y tres o cuatro años son una generación”. La que separa a Irene de Sara.

______________

más información

______________

Hiperconectados

  • El 30% de los niños de 10 años dispone de un móvil. A los 12, son el 70%. Y a los 14, el 83%
  • El 20% de los niños de 11 años tiene un perfil en alguna red social. A los 12, el porcentaje es del 50%. Y los de 15 en adelante, disponen de él en el 90% de los casos.
  • Un 38% de los menores sube contenidos audiovisuales a la Red sin permiso de sus padres.
  • El 90% de los padres confiesa que ignora si sus hijos visitan páginas peligrosas. En general, confían en que sus hijos “pueden controlar” cualquier cosa que pueda molestarles en la Red

Fuente: Intituto Nacional de Estadística y ‘Encuesta sobre hábitos de uso y seguridad de menores en Internet’ del Ministerio del Interior

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

La Infancia en la Comunitat Valenciana 2014

portada_informe_infancia_comunidad_valenciana_2014-1El informe La infancia en la Comunidad Valenciana 2014 hace un repaso de los desafíos principales existentes en el ámbito autonómico para el pleno cumplimiento de los derechos de la infancia recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño, que este año cumple su XXV aniversario.

Es la primera vez que UNICEF Comité Comunitat Valenciana publica un informe sobre la situación de los derechos de los niños en la comunidad. En él se realiza un repaso sobre las medidas de aplicación de la Convención y se abordan algunos temas de especial relevancia como la pobreza infantil, la educación, la salud, la justicia y la infancia privada de un entorno familiar.

El informe concluye que los niños deben ser parte esencial de la agenda política y social de la Comunitat Valenciana, por eso es preciso mantener la inversión en la infancia y darle visibilidad como colectivo para garantizar su bienestar

Informe_infancia_Comunitat_Valenciana_2014

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari

La apatía de un ‘nini’

EL PAÍS – 2 de novembre 2014. Domingo de octubre. Pasada la medianoche, mientras la mayoría de los españoles se retira a dormir para encarar el lunes, en la barriada de Loreto, en Cádiz, José Luis Flores (23 años) ve tranquilo en la televisión el debate sobre Gran Hermano. A las 2.30, Selu —como le llama todo el mundo— se encierra en su cuarto y enciende la PlayStation 4 para echar unas partidas a su nueva pasión, el juego de fútbol Fifa 14, en el que uno forma su equipo eligiendo jugadores reales de las distintas ligas. Gracias a su mejor inversión —el delantero nigeriano del Villareal, Uche— gana un montón de partidos. A las 4.30 apaga la luz.

1413974500_362946_1413977439_noticia_normal

La vida de muchos jóvenes españoles que se han quedado atrapados por la crisis transcurre despacio, como si sus días se repitieran en bucle. Son los ninis, cuyo número ha aumentado con paso firme. El 25% de los jóvenes españoles de entre 15 y 29 años ni estudia ni trabaja frente al 15% de la media de la OCDE, según el informe Panorama de la Educación 2014 presentado en septiembre. España, en este estudio, se sitúa como el país europeo con más ni-nis.

No tienen ninguna ocupación el 31% de los que no alcanzaron la educación secundaria en España (frente al 15% de media de la OCDE); el 20% de quienes se han titulado en enseñanza obligatoria (frente al 16% en los países desarrollados) y el 23% de los universitarios (13% en la OCDE). Muchos, sobre todo los licenciados, han salido de España para buscar trabajo. Pero la mayoría de los menos formados siguen en casa de sus padres.

Flores es uno de esos jóvenes y su bloqueo tiene origen en el fracaso escolar. Cuando pasó a secundaria empezó a encadenar suspensos. Repitió primero. Luego segundo. Después tercero. Meses más tarde intentó hacer un módulo de administración. Pero abandonó. En septiembre de 2011 se apuntó a una escuela para adultos donde cumplió con la exigencia de su madre y se sacó la secundaria.

Los ninis como él, con menos formación (no tienen el Bachiller), son especialmente numerosos. No dan un paso adelante. Muchas veces porque no pueden plantearse pagar los cursos que les sacarían del ahogo formativo y quizá laboral. Estar en esta situación en Cádiz ha aniquilado completamente la voluntad de Flores de buscar un empleo. La tasa de paro de la provincia es la más elevada de España, un 42,4%, muy por encima de la media española (24,4%, según datos del segundo trimestre de la Encuesta a la Población Activa). La tasa de desempleo juvenil (para menores de 25 años) es también la segunda más elevada del país, un 69,2%, tras Palencia (aunque el dato de la ciudad castellana está sujeto a errores de muestreo por ser escasos los encuestados).

Desde hace tres años, Flores ya no busca trabajo. Y apenas mira cursos de formación. Al principio se apuntó al paro por si acaso le ayudaba en algo. Al año le caducó el carné y ni se molestó en renovarlo. Cinco años más tarde ha vuelto a pisar una oficina del INEM. “Pregunté si podían ayudarme a encontrar algo para formarme y me dijeron que hablara con una de sus asesoras. Fue hace un mes y todavía no he ido. Me da flojera, no veo que me vaya a ayudar en nada”.

Hace poco encontró por su cuenta un curso de vigilante de seguridad que le interesó. Era de Comisiones Obreras (CC OO) y gratuito, un punto positivo para su madre, que, con su puesto en una confitería familiar, llega con dificultad a fin de mes. Pero debido a los pocos puntos de formación que consiguió, se quedó fuera. Su confianza en un cambio de su suerte es prácticamente nula. Cree —y lo dice sin rastro de indignación, con la misma fe con la que confía en que mañana saldrá el sol— que su única esperanza es lograr un enchufe. “El tío de un amigo tiene una empresa de seguridad. A lo mejor por ahí…”.

Entre sus amigos hay tres jóvenes en su misma situación. Tienen entre 22 y 24 años y todos han logrado empleos temporales en algún momento por esa vía. Uno de ellos trabajó durante unos meses de camarero en un bar de su padre. Otro en un astillero gracias a su suegro. El último es el sobrino del dueño de la empresa de seguridad en el que confía Selu. Los tres esperan que les vuelvan a llamar algún día.

Flores pasa su tiempo puertas adentro. Entre su cuarto y el salón. Apaciblemente. Se acuesta tarde. Se levanta tarde. Ve la televisión —el lunes comió viendo Deportes Cuatro seguido de dos episodios de La que se avecina, tres de The Big Bang Theory y uno de Cómo conocí a vuestra madre— y sigue gratuitamente programas en webs como Seriesly, donde terminó hace poco Breaking Bad, o Biophobia, donde ve partidos de fútbol. De vez en cuando sale al exterior. Los lunes echa un partido de fútbol con sus amigos en San Fernando. Y también va dos veces a la semana a Body Fitness, un gimnasio cercano en el que ha esculpido sus brazos levantando pesas. “No me sale ir buscando trabajo por ahí”, dice en el salón de su casa. “Por vergüenza, por flojera, por una mezcla rara. Veo mi futuro muy negro. Sin trabajo ni estudios, imagínate. Pero no lo quiero pensar demasiado”.

Como a la mayoría de los ninis, le mantiene su familia, en su caso, su madre, Mari Carmen, de 53 años, separada, alegre y llena de vitalidad. Es ella quien paga los 32 euros mensuales del gimnasio y fue también ella quien le adelantó los 160 euros que le faltaban para comprarse la consola (él logró 240 al vender el modelo anterior). Por suerte, su hijo no es “derrochador”. Viste unas zapatillas New Balance falsas y bebe Pepsi en vez de Coca-Cola. “Botellita a botellita, ahorras”, asegura él.

Selu se confiesa apolítico (votó en una ocasión y no recuerda si lo hizo a favor del PP o del PSOE), pero en estos momentos solo confiaría en Podemos: “Por ver si cambia algo”. Su madre coincide con él: “Políticamente, paso. En la ciudad de Cádiz hemos tenido al PSOE, al PP, y luego de nuevo al PSOE y al PP. Son todos iguales. Yo ahora votaría a Podemos. Es el que mayor confianza me da”.

Para cenar, Selu espera a su madre. Mari Carmen llega pasadas las 22.30 enfadada porque esa tarde el banco ha querido cobrarle tres euros de comisión por ingresar sus gastos de comunidad. Tras preparar la cena, se sienta ante el televisor: “En Cádiz es imposible tener esperanza”, reflexiona mientras cena un sandwich y su hijo una pizza. “Nos hemos quedado sin astilleros y sin fábricas. Por otro lado, a mi hijo no me lo imagino de fontanero o de albañil”, reconoce. El propio Selu dice que solo se ve de monitor de gimnasio o de vigilante de seguridad. “La juventud no tiene alicientes. Si mi hijo tuviera algo, se le pasaría la vaguería. Una novia. Un trabajo. Algo para que arranque. Pero ganas de vivir tiene muchas, ¿eh?”, recalca ella.

Tras ver TopChef, Selu se retira a su cuarto a jugar con la Play. El juego busca aleatoriamente algún internauta del planeta contra el que medirse. El elegido es un tal Teo Pac; no sabe de qué país es pero comprueba que todos sus jugadores son de la liga inglesa. Empieza la partida. En bastante poco tiempo, Uche marca cuatro golazos. Teo Pac reacciona y marca tres tantos. Uche marca un quinto gol. Y acaba el partido. Los puntos van a su hucha personal: quiere ahorrar lo suficiente para comprar a un jugador como Benzema. Su principal preocupación por el momento.

Cómo motivar a alguien desencantado

Cuando un joven se estanca en una situación de inactividad hay que intentar motivarle para que reaccione. Aunque si la situación se prolonga cada vez es más difícil hacerlo. Mara Cuadrado, psicóloga de infancia, juventud y familia, dice que diferencia entre dos grupos de ninis, los que dejan los estudios a partir de los 16 años y los que tienen entre 22 y 23 años, la mayoría de ellos licenciados. “Los primeros están desorientados y los segundos desencantados. Ambos han crecido en un sistema de bienestar en el que lo que quiero, lo tengo. Es fundamental evitar que se apalanquen. Hay que inculcarles una cultura del esfuerzo, que no dejen de formarse, de hacer entrevistas. En última instancia, emigrar. Todo menos cronificarse”.

Para Amado Benito, psicólogo de jóvenes, es importante que su entorno “dé señales de que haciendo cosas pueden cambiar su realidad. Si les están ayudando a subsistir, no luchan, se rinden, por eso es importante que entiendan que para sobrevivir hay que pelear”.

Manuel García Sedeño, psicólogo y profesor de la Universidad de Cádiz (con experiencia en el pasado en el INEM), cree que para ayudar a los jóvenes que ya están fuera del sistema, lo mejor es que hagan un curso de FP con prácticas en empresas donde vean la realidad”. “Además yo soy muy partidario de la formación ocupacional”, continúa. “Son cursos con una finalidad concreta, como construir una vivienda. Y eso es muy motivante”. García se queja de que la despreocupación de las autoridades por este colectivo es muy elevada.

El paro en cifras

La tasa de desempleo por provincias muestra que Cádiz tiene la más elevada de España. Los datos según la EPA en el segundo trimestre de 2014:
Cádiz: 37,16%
Provincia de Cádiz: 42,50%
Andalucía: 34,74
España: 24,47%
Además, tiene una de la tasa de paro juvenil más elevadas de España (donde la media es el 53,12%): 69,2%

Publicat dins de Actualitat | Deixa un comentari