El plan del Gobierno contra el paro juvenil apenas llega al 7% de sus beneficiarios potenciales

  • Solo 30.000 menores de 25 años se han inscrito en la llamada Garantía Juvenil frente a los 762.800 que podían optar a ella
  • Los sindicatos denuncian el escaso impacto de un plan que fue una de las grandes apuestas del Ejecutivo para reducir esta lacra
  • La secretaria de Estado de Empleo comparecerá la semana que viene en el Congreso para dar más detalles sobre la evolución del programa

Fátima Ibáñez

El paro juvenil ha sido una de las preocupaciones recurrentes de esta crisis. Con tasas de desempleo superiores al 50%, el Gobierno dirigió a este colectivo una de sus grandes apuestas: la Garantía Juvenil, un programa para ofrecer oportunidades laborales o de formación a los jóvenes en paro en un plazo máximo de cuatro meses. Nueve meses después de su aprobación, solo hay cerca de 30.000 menores de 25 años inscritos en este programa. Es tan solo un 7,2% del público objetivo al que iba dirigido la Garantía: unos 762.800 jóvenes en paro y que llevan al menos un mes buscando un empleo.

Para los sindicatos UGT y CCOO, la cifra evidencia el “poco impacto” que está teniendo el programa y piden a Empleo una reunión para reactivar el plan. Las centrales apuntan varios obstáculos que están entorpeciendo el funcionamiento de la Garantía: las dificultades para registrarse en la página web, las escasas acciones de formación que se ofrecen, y que el grueso de los recursos estén dirigidos a bonificar contratos, una política muy criticada por su baja eficiencia.

El Ejecutivo  aprobó la Garantía Juvenil en julio del año pasado. Fue entonces cuando se puso en marcha la página web a través de la cual se canaliza el programa: los jóvenes que cumplan los requisitos (no haber trabajado o haber recibido formación en los últimos treinta días ni acciones educativas durante los tres meses anteriores) deben registrarse allí si quieren beneficiarse de contratos o cursos. El plan cuenta con 1.800 millones de financiación europea que, a pesar de los intentos del Gobierno, computarán en el déficit público.

En octubre, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, cifró en 30.000 las personas inscritas en la página. La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, rebajó hace unas semanas esa cifra hasta las 28.000 personas. Sin embargo, no hay de momento datos sobre las personas que han recibido formación, una oferta de trabajo o de prácticas. El Ministerio se remite a la comparecencia que Hildago hará el próximo martes en el Congreso, en la que responderá a una batería de preguntas que el grupo socialista ha registrado. Y es que, poco después de que la ministra de Empleo afirmara en el Congreso que la Garantía Juvenil contaba con 30.000 inscritos, el Gobierno respondió a una pregunta de la diputada socialista Patricia Blanquer con una cifra muy inferior: 11.765.

Estrategia de Empleo Joven

El Ministerio asegura que la cifra ha ido aumentando y subraya que hay que sumar los beneficiados por la Estrategia de Empleo y Emprendimiento Joven, una recopilación de cien medidas (de las que solo quince son concretas, como la ‘tarifa plana’ de 50 euros para jóvenes autónomos) que el Gobierno aprobó en el primer semestre de 2013.

Según los últimos datos aportados en febrero por la ministra, 370.000 jóvenes se han beneficiado de esta Estrategia desde su puesta en marcha. De ellos, 130.000 se incluyen porque se han dado de alta como autónomos aprovechando la tarifa de cincuenta euros. El Ministerio también considera beneficiarios a los jóvenes contratados con la tarifa plana de cien euros para contratos indefinidos y a los que han sido contratados en prácticas o formación con los nuevos incentivos empresariales que el Ejecutivo aprobó.

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López se ha hecho eco de la denuncia de CCOO y UGT en una pregunta al Parlamento Europeo. “En España, el uso de la garantía juvenil como subsidio a los empleadores es una fórmula inadecuada para crear ocupación juvenil de calidad, tratándose de una mera transferencia al sector privado que no reduce la precariedad y la elevada tasa de desempleo de los y las jóvenes”, asegura López, que pregunta al Parlamento qué aspectos de su implantación en España no considera satisfactorios y cuáles son sus recomendaciones sobre políticas activas de empleo juvenil.

De los 762.800 jóvenes en paro y que buscan empleo desde hace al menos un mes, 158.100 tienen entre 16 y 19 años y 604.700, entre 20 y 24. De ellos, 400.400 son hombres y 362.500 mujeres.

Aquesta entrada ha esta publicada en Actualitat. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s